El trabajo sucio: Bastoncillos

Estos instrumentos, que usamos de mala manera, originalmente fueron creados para desmaquillarse, no para el uso adoptado en la actualidad. Pero por más pequeños que sean realmente son muy malos para el medio ambiente, básicamente tenemos dos factores, la gran cantidad de ellos y su tamaño.

La gran cantidad de los mismos hace que sea un producto que si no se cuida como se fábrica genera un impacto ambiental muy grande, además, de que es omnipresente en todos los países, no varía su uso ni por culturas, ni por nada. Y debido a su tamaño hace que donde se tire sea problemático para los animales que los pueden confundir con comida e incluso enredarse con ellos. Tenemos que tener en cuenta que toda la basura que generamos cuanto más chica sea mayor el problema es, ya que luego esta se mezcla más fácil con el ambiente y más difícil es retirarla, ese es el principal problema de los microplasticos.

 

Este producto ya está adoptado como uno desechable, no existe el planteamiento de un bastoncillo para el odio reutilizable, y realmente en este caso va contra la tendencia, no es malo que no sea reutilizable, generaría muchos problemas de higiene.

 

Por eso se han desarrollado soluciones con productos totalmente biodegradables, el centro del mismo que tendía a ser de plástico ahora los encontramos en bambú, y el material, que hará contacto con nuestro oído será de algodón, creando los famosos bastoncillos biodegradables. De todas formas, aunque encontremos estos materiales es muy importante que nuestros gobiernos vigilen dónde tirar los bastoncillos, ya que aunque sean productos ecológicos si los tiramos al mar, seguimos causando problemas. Aunque teniendo bastoncillos oidos sin plástico ya tenemos un gran avance en el tema ambiental. Con estos tres elementos algodón, bambú y cera humana, podrían ser usados como abono en muchos sitios, para enriquecer la tierra y crear mejores cultivos.

 

Si pinchas aquí, puede encontrar nuestros bastoncillos que ofrecemos de muy buena calidad, si tienes alguna duda no esperes a preguntarnos.

 

De todas formas sería interesante pensar una solución no desechable y rehusable, siendo una alternativa a los bastoncillos comunes, bastoncillos ecológicos para limpiarnos los oídos, así como algún bastoncillo lavable con algún material duradero y no de algodón tradicional. Esto lo tenemos en cuenta ya que a pesar de la práctica común, los médicos no recomiendan usar estos instrumentos para limpiarnos los oídos ya que corremos riesgos de lastimarnos el tímpano, de que algún trozo de algodón quede en nuestro canal auditivo o incluso en vez de quitar, forman un tapón de cerumen.

1 comentario

  • Buena apreciación, definitivamente hacen un cambio positivo!

    Daniel Mogos

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados